jueves, 11 de diciembre de 2014

Una semilla

Normalmente  el fin de semestre ataca con la burocracia que entraña la entrega de calificaciones, evidencias, papeleo y el cansancio y anhelo por las vacaciones. Sin embargo, creo que en la mayoría de los profesores también queda un sentimiento de nostalgia por los alumnos, la duda de si se les volverá a ver, de qué les deparará el futuro y sobre todo, de qué semilla se sembró en ellos que más adelante germine en la construcción de personas de bien.

Particularmente, en el curso de Habilidades Directivas que imparto a graduandos, siempre me nace dejarles un mensaje de despedida con lo que considero podría ser un deseo final de que tengan suerte y no tropiecen con piedras dolorosas. Lo anterior lo plasmo en una lista de consejos que son reflexiones de lo que he vivido en el trabajo, aprendizajes de errores míos o parte de los mejores consejos que me han dado personas queridas.

Habiendo hecho lo mismo este semestre, alguien me preguntó el por qué no hacerlo extensivo a todos los grupos o por qué no a todo el público, si realmente creía yo que valía la pena compartirlo. Supongo que me daba un poco de pena hacerlo pues al escribir esas palabras "me abro" con ellos, suceso que se da muy particularmente en ese curso por los temas que tratamos. Sin embargo, aprovechando que tiene tiempo que no escribía en este espacio y las fiestas decembrinas, comparto el texto aclarando que el mismo ha sido enriquecido gracias a consejos de amigos y familiares. A veces, para mí, éstos han sido los mejores regalos que me han dado, en momentos de verdadera escucha e interés.

Felices fiestas J

Hola chicos,
Espero que se encuentren muy bien. Les comento que sus notas finales ya se encuentran capturadas. Aprovecho este mensaje para reiterarles el gusto de haber aprendido con ustedes en semestre. Espero el curso les haya sido de utilidad para su crecimiento profesional y de reflexión para su crecimiento personal. Gracias por su asistencia, participación, atención y paciencia.
Finalmente, me permito compartirles algunos consejos de lo que hasta ahora, he podido aprender e intento recordar en mi actuar, esperando sean una luz en el camino que están emprendiendo:
1. Tengan muy claro a dónde van y qué principios les rigen. Si ustedes no saben qué quieren lograr no habrá satisfactor suficiente. Deben desarrollar la capacidad de auto motivarse, no hay mejor porra que la que ustedes se den ni mejor decisión que la que ustedes tomen con plena conciencia.
2. Revisen esa carta compromiso que entregaron y piensen que el juez más importante de los objetivos, logros y proyectos alcanzados y por alcanzar son ustedes mismos. Piensen a largo plazo y cuestiónense. Procuren no defraudarse.
3. Estén seguros de sí mismos. Pocos en este país y en el mundo tienen acceso a las oportunidades y formación que ustedes tienen. Esto sumado a lo que les ha brindado su familia y a su personalidad será lo que les asegurará un futuro prometedor.
4. Nunca sobra una segunda opinión. Dense la oportunidad de recibir retroalimentación y desarrollen a sus equipos hablando con la verdad. Se trata de una oportunidad de crecer.
5. No minimicen NUNCA los aspectos “soft” del trabajo. Cuestiones como la comunicación, el trato a las personas y las relaciones interpersonales pueden ser la clave de su éxito o incluso su sello personal.
6. Hay una sola manera de hacer las cosas: al 100%. Si no lo van a hacer así, no pierdan su recurso más precioso, el tiempo.
7. Claridad de pensamiento = claridad de expresión = claridad de acción. No descuiden los tiempos de reflexión, ni sus habilidades de comunicación, de escritura y ortografía. Tampoco se queden en el discurso y crítica, hagan que las cosas “pasen”, sean gestores del cambio.
8. Platiquen sus ideas, nunca saben si alguien al lado de ustedes invertirá en su proyecto o será su mayor aliado.
9. Nunca olviden el valor de sus padres, amigos, pareja y familia. Concedan tiempo valioso a estas personas, no lo que resta del día. Cuando todo parece fallar ellos serán su apoyo y motivación. Gran parte de todo lo que ustedes son y han logrado es gracias a ellos.
10. La felicidad, desarrollo y realización de las personas siempre es el fin, no el medio. Siempre hay crisis, situaciones difíciles, pero piensen que lo que marca le diferencia es el interés genuino por el otro.
11. Sean humildes, sólo así crecerán.
12. Cuídense. Cuiden su cuerpo y salud. Cuiden lo que dicen y hacen. Cuiden su alma. Tengan balance en sus vidas.
13. Tengan presente que lo que se espera de ustedes es que sean felices y hagan felices a los demás.
14. Tanto el fracaso como el éxito son actitudes y decisiones, asúmanlas y responsabilícense por sus efectos.
15. Nunca tomen una decisión muy enojados, muy tristes o incluso, muy contentos. Recuerden que las emociones tienen un clímax y luego descienden a niveles normales en donde existe equilibrio entre la emoción y la razón.
16. Este curso es sólo fue uno de los pasos que decidieron tomar para ser un gran líder, pero sean conscientes de que esta historia no termina aquí, sino que debe ser un compromiso para mejorarse continuamente ustedes y el mundo que los rodea.
17. Siempre mantengan en mente que para ser un gran líder, primero hay que ser un buen ser humano.
En espera de encontrarnos más adelante, recuerden que tienen en mí a una amiga y que les deseo una vida PLENA.
Vía de mientras, disfruten de unas excelentes vacaciones.
Abrazos,

Liz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada